Las bolsas antiestáticas dan protección contra descargas electrostáticas, protegen los productos sensibles a la estática, tales como componentes electrónicos, del daño durante la manipulación, el embalaje y el almacenamiento.

Las bolsas de protección contra descargas electrostáticas vienen en una gran variedad de tamaños y estilos para adaptarse a los distintos productos.