Es el elemento sobre el que actúa el láser.

Suele ser de aluminio, recubierto en sus primeras épocas con compuestos de selenio y en la actualidad de un material orgánico con propiedades fotoconductoras.

Se carga de forma negativa con el rodillo magnético, luego el láser crea el dibujo sobre él (“borra” con luz las partes no impresas quitando el tóner innecesario) e impregna el polvo en la hoja o en el cilindro de transferencia.

Esta pieza se puede separar en tres capas esenciales:

La capa de ULC (Undercoat Layer) capa de imprimación.
La capa de CGL (Charge Generation Layer) capa de generación de carga.
La capa CTL (Charge Transport Layer) capa de transporte de carga.