El tóner es tinta seca en polvo que ha sido cargada eléctricamente.

Se utiliza en las impresoras láser, máquinas de fax y fotocopiadoras.

La carga eléctrica que tiene le permite viajar desde el interior del cartucho de tóner hasta el papel mediante la exposición a cargas eléctricas opuestas.

Estas cargas eléctricas se generan primero en la superficie del tambor mediante el láser o el led de la impresora y posteriormente en otros componentes del cartucho o de la impresora mediante tomas conectadas directamente a la corriente generado por un transformador de la impresora.

Una vez el tóner llega al papel es fijado a éste mediante calor generado por el fusor que se encarga de derretir las resinas que contiene el tóner fundiéndolo sobre el papel.