Retira el tóner que no ha quedado adherido al papel y lo manda al depósito de tóner de desecho.

Esta cuchilla es la que produce mayor desgaste en el cilindro; su instalación requiere de un ajuste muy preciso.

Si no se coloca adecuadamente, las hojas podrían salir sucias, por el contrario, si está demasiado ajustada, puede dañar el cilindro antes de tiempo.